CONTROL DE ROEDORES

¿Cómo me deshago de los roedores?

CONTROL DE ROEDORES

Los profesionales de PROTETOR están capacitados no solo para abordar las infestaciones actuales, sino también para prevenir futuras infestaciones. Programar una inspección de la casa puede ayudarlo a deshacerse de los roedores.

Los propietarios pueden buscar soluciones caseras para sus problemas con los roedores. Pueden probar una variedad de repelentes, como bolas de naftalina o incluso aceites esenciales. Estos métodos caseros no son capaces de abordar infestaciones de roedores en toda regla .

Se recomienda que cualquier persona que experimente una infestación de roedores se comunique con un profesional de control de plagas para concertar una consulta.

¿SON LOS RODENTES CAUSA DE PREOCUPACIÓN?

Roedores y enfermedades: además de ser difíciles de controlar, los roedores pueden transmitir enfermedades y contaminar los alimentos con desechos, pelo y saliva. De hecho, los ratones pueden contaminar aproximadamente 10 veces la cantidad de comida que ingieren. El CDC vincula a algunos roedores con el síndrome pulmonar por hantavirus, una enfermedad fatal en aproximadamente el 36 por ciento de todos los casos reportados en los Estados Unidos.

Las plagas también son hospedadores de pulgas, que pueden propagar plagas y enfermedades como el virus de la coriomeningitis linfocítica. Esta enfermedad afecta principalmente a personas con sistemas inmunitarios debilitados y puede provocar dolores de cabeza, fiebre y meningitis. También puede causar complicaciones durante el embarazo.

No es aconsejable manipular roedores silvestres. Están equipados con dientes grandes y son capaces de transmitir una variedad de bacterias, virus y enfermedades a través de su saliva, heces y orina.

Si localiza un roedor dentro de su casa, es mejor comunicarse con un profesional de manejo de plagas para su remoción e identificación. La presencia de un roedor dentro de una casa podría indicar una infestación.

Mantenga a todos los niños y mascotas alejados del roedor. Si está acorralado, el roedor morderá para defenderse.

¿Dónde viven los roedores?

Los roedores prosperan en todo el mundo en casi cualquier hábitat con acceso a alimentos y agua. Debido a su pequeño tamaño, puede ser difícil mantenerlos fuera de casa. Las ratas pueden entrar al interior a través de agujeros del tamaño de una moneda de veinticinco centavos, mientras que los ratones pueden usar huecos del tamaño de una moneda de diez centavos para entrar.

¿Qué es un roedor?

Los roedores son un grupo de plagas molestas que incluye ratones, ratas y ardillas. Estos animales pueden contaminar los alimentos, dañar la propiedad y propagar enfermedades. Los roedores que más a menudo entran en conflicto con personas son:

Ratas

  • Instintos: las ratas desconfían instintivamente de las cosas nuevas en su entorno, incluidas las medidas de control de ratas, como trampas y cebos, y colonizan áticos, madrigueras, debajo de concreto y porches, en huecos de paredes y otros lugares difíciles de alcanzar.
  • Enfermedad: las ratas pueden albergar y transmitir una serie de enfermedades graves. También pueden introducir parásitos portadores de enfermedades como pulgas y garrapatas en su hogar.

Ratones

  • Acceso: los ratones invaden su hogar en busca de comida, agua y calor.
  • Contaminación: Cada ratón puede contaminar mucha más comida de la que come.

INFESTACIÓN Y CONTROL

CONTROL DE ROEDORES

Los roedores son algunas de las criaturas más adaptables del planeta y pueden ser extremadamente difíciles de exterminar. Las infestaciones pueden causar daños considerables a los edificios infestados y la agricultura local, así como la proliferación de muchas enfermedades peligrosas para los seres humanos.

Las ratas y los ratones son extremadamente destructivos dentro de las comunidades agrícolas. Varias especies se alimentan de semillas y cereales. Las heces y la orina de algunos roedores pueden contaminar las superficies con las que entran en contacto.

Los esfuerzos unificados por parte de los vecinos pueden resultar extremadamente eficaces para prevenir infestaciones. Dentro de los edificios de apartamentos y vecindarios, la coordinación de las medidas de prevención puede incluir esfuerzos de limpieza y alteración del paisaje. Y a nivel individual, las casas se pueden proteger contra roedores identificando y sellando tantos puntos de entrada posibles.

Sin embargo, para proteger su hogar, jardín y salud de las infestaciones de roedores existentes , a menudo se necesitan soluciones profesionales y personalizadas.

¿Qué puedo hacer para prevenir las infestaciones de roedores?

Los métodos de prevención deben implementarse temprano para mantener un hogar libre de roedores. Los roedores se reproducen rápidamente y las poblaciones pequeñas se convierten en infestaciones en muy poco tiempo.

Almacenamiento de alimentos
Mantenga las posibles fuentes de alimentos alejadas de los roedores. Las migas pequeñas y la basura son fuentes populares de infestación, al igual que los productos secos como los granos y los cereales. Estos deben guardarse en recipientes sellados de metal o vidrio para evitar la contaminación. Las frutas y verduras también deben almacenarse correctamente, y los desechos resultantes nunca deben dejarse en fregaderos o mostradores.

Cartón 
objetos de cartón resultan atractivos para los roedores, ya que tienden a masticarlos para usarlos en sus nidos.

Selle las aberturas
Debido a la distribución corporal de los roedores, son capaces de atravesar espacios que parecen demasiado pequeños para ellos. Todos estos orificios deben sellarse para evitar la entrada y la reentrada de roedores.

Se debe contactar a un profesional de control de plagas para obtener ayuda.

Ciclo de vida y reproducción

Los roedores tienden a reproducirse rápidamente. Algunas especies se reproducen durante todo el año y las poblaciones se mantienen mediante una reproducción constante. Las hembras producen feromonas que atraen la atención de los machos. Después de detectar las hormonas femeninas, el ratón macho emite una llamada de apareamiento ultrasónica.

Un ratón hembra produce entre cinco y ocho crías después del apareamiento. Aunque las hembras protegen a sus crías, algunas también consumen a sus crías si se exponen a un estrés elevado, como la hambruna.

Los ratones jóvenes son ciegos, sordos y sin pelo durante los primeros tres días después del nacimiento. Para los ratones con coloración adulta oscura, la pigmentación de la piel comienza al tercer día. Dentro de cinco a siete días, el pelaje comienza a crecer y las orejas se vuelven receptivas. Los ojos se abren entre los días 10 y 14, momento en el que los ratones jóvenes se vuelven móviles y comienzan a alimentarse de alimentos sólidos.

En 21 a 28 días, los bebés se destetan de la leche materna. Alcanzan la madurez entre los días 28 y 35 y luego son capaces de reproducirse. Algunos ejemplares pueden reproducirse a las seis semanas. Los ratones tienden a vivir aproximadamente un año.